Caso práctico 022

Don Claudio, don Miguel y don Arturo, todos hermanos y de apellido Gómez Mancilla, celebraron un contrato de mutuo de dinero con el Banco BCI, constituyéndose deudores solidarios de un crédito por $60.000.000 que se dividiría por iguales partes entre todos ellos y declarando que este crédito accedía en favor exclusivamente de Miguel Gómez Mancilla que era el único cliente del Banco BCI. Esta deuda debía pagarse en 6 cuotas anuales de $10.000.000 cada una, con más un interés del 6,66% anual, pudiendo exigirse toda la deuda en caso de que no se pagara cualquiera de las cuotas pactadas. Además, Claudio y Arturo Gómez Mancilla, dieron en hipoteca una propiedad ubicada en La Gran Avenida, para garantizar todas las deudas que tuviera para con el Banco su hermano Miguel. Los deudores pagaron una cuota y dejaron de servir esta deuda. Así las cosas, el Banco dedujo demanda en contra de Miguel Gómez Mancilla cobrando $20.000.000 (tercera parte del crédito otorgado a los hermanos Gómez Mancilla) y, además, un crédito personal de este último por la cantidad de $30.000.000 que no había vencido. Un representante del demandado se apersonó al juicio, alegando la nulidad de la deuda, ya que el Miguel Gómez Mancilla estaba declarado en interdicción por demencia y había sido éste quien gestionó con el Banco esta operación de crédito.

PREGUNTAS

1. Señale qué efecto atribuye Ud. al hecho de que uno de los deudores solidarios haya estado declarado en interdicción por demencia al contraer el crédito con el Banco BCI y qué ocurre con la deuda.
2. Si fuere acogida la nulidad reclamada por Miguel Gómez Mancilla qué efecto produce esta sentencia respecto de los otros deudores solidarios.
3. Indique qué efecto produce el hecho de que el Banco BCI haya accionado en contra de uno deudor por la parte o cuota que le correspondía en la deuda.
4. Indique si pudo el Banco, sin perjuicio de la validez o nulidad de la obligación contraída por Miguel Gómez Mancilla, reclamar el pago del crédito personal de $30.000.000 concedido al mismo.
5. Señale qué suerte corre la hipoteca constituida por Claudio y Arturo Gómez Mancilla.

Caso práctico 021

Don Clodomiro Olave adquirió una propiedad raíz de don Olegario Encina ubicada en la Comuna de la Reina. El precio del inmueble se estipuló en la cantidad de $100.000.000 que el comprador - don Clodomiro Olave - pagaría con $30.000.000 en dinero efectivo en el plazo de un año y transfiriendo al vendedor una parcela avaluada por las partes en $70.000.000 ubicada en Curacaví. Don Olegario Encina exigió que se estipulara en el contrato que no se transferiría el dominio a favor del señor Olave, sino una vez pagado el precio y finiquitada la transferencia de la parcela. Vencido el plazo de un año sin que don Clodomiro Olave pagara la cantidad de dinero estipulada, don Olegario Encina dedujo acción reivindicatoria, reclamando la restitución del inmueble vendido. Por su parte don Clodomiro Olave dedujo acción de lesión enorme en contra del vendedor argumentando que la parcela dada en pago tenía un valor superior a $175.000.000 y que había sido recibida en sólo $70.000.000.

PREGUNTAS

1. Señale qué particularidad presenta el contrato celebrado entre don Clodomiro Olave y don Olegario Encina.
2. Indique qué importancia atribuye Ud. a la determinación de la naturaleza jurídica del contrato señalado.
3. Indique si, a su juicio, puede prosperar la acción reivindicatoria de deducida por don Olegario Encina.
4. Señale si puede don Clodomiro Olave deducir demanda por lesión enorme en este caso y que efectos se siguen si fuere acogida.
5. Si Ud. fuera consultado por don Olegario Encina qué le recomendaría para dejar sin efecto este contrato.

Caso práctico 020

Don Andrés Corominas Cortés, de nacionalidad chilena, contrajo matrimonio en Argel con doña Inés Fernández Guarello, de nacionalidad también chilena El señor Corominas había contraído matrimonio en Chile diez años antes, lo cual no constaba en sus documentos de identidad. Dos años después de su matrimonio los cónyuges pasaron a domiciliarse en Chile, inscribiendo su matrimonio en el país. Por diversas desavenencias en la vida común, los cónyuges resolvieron poner fin a su relación, razón por la cual encargaron a un abogado argelino que tramitara el divorcio, aduciendo como causal el adulterio de la mujer. Se estableció que con el divorcio los tres hijos comunes, todos menores de edad, perderían el derecho de alimentos respecto de su padre, pesando esta obligación sólo en la madre. Asimismo, que todos los bienes adquiridos durante el matrimonio quedarían para don Andrés Corominas Cortés cualquiera fuera su origen, que el padre no tendría derecho de visita a sus hijos ni éstos llevarían el apellido de su progenitor, todo lo cual estaba permitido en la legislación extranjera. Una vez decretado el divorcio con las modalidades indicadas, se remitió copia autorizada a Chile, la cual fue legalizada en forma legal.

PREGUNTAS

1. Señale qué régimen de bienes debió existir en este matrimonio.
2. Indique en qué caso es válida en Chile la sentencia pronunciada por el Tribunal argelino.
3. Señale que ley es aplicable a los cónyuges respecto del matrimonio y de sus efectos.
4. Si Ud. fuere consultado por doña Inés Fernández Guarello, indique que le recomendaría.
5. Señale qué aconsejaría Ud. a don Andrés Corominas Cortés en defensa de sus intereses y qué debe distinguirse sobre esta materia.

Caso práctico 019

Don Gabriel Honorato Honorato contrajo matrimonio con doña Mercedes Robledo. Los contrayentes, en el acta de matrimonio establecieron que optaban por el régimen de sociedad conyugal, pero con tres modalidades: que ella operaría cinco años a contar con la celebración del matrimonio, que el marido durante su administración respondería de culpa levísima, y que la mujer no gozaría de patrimonio reservado en el supuesto de que siguiera ejerciendo la actividad comercial que realizaba al momento de contraer matrimonio. Efectivamente, al cabo de cinco años, de consuno, aplicaron rigurosamente las reglas de la sociedad conyugal, pero con las tres modalidades antes señaladas. Al fallecimiento de don Gabriel Honorato, su sucesión, integrada por la cónyuge sobreviviente y tres hijos varones, decidieron realizar la partición de la herencia. Sin embargo, la cónyuge sobreviviente doña Mercedes Robledo, impugnó la cuantía del patrimonio sucesorial, aduciendo que gran parte de la fortuna dejada por don Gabriel Honorato le correspondía exclusivamente a ella porque había sido adquirida con el fruto de su trabajo separada del marido, porque el cónyuge había administrado los bienes sociales faltando a la diligencia y cuidado que había asumido y, finalmente, porque dos inmuebles habían sido adquiridos por ella antes del plazo de vigencia de la sociedad conyugal.

PREGUNTAS

1. Señale qué ocurre con los bienes adquiridos durante los primeros cinco años de matrimonio entre don Gabriel Honorato y doña Mercedes Robledo.
2. Señale si puede doña Mercedes Robledo demandar la responsabilidad del jefe de la sociedad conyugal por haber incurrido en culpa levísima.
3. Señale a quién corresponden los bienes adquiridos por doña Mercedes Robledo con los recursos provenientes de su trabajo separado del marido, considerando lo estipulado por los cónyuges.
4. Precise qué bienes deben ser considerados como el patrimonio de don Gabriel Honorato Honorato al momento de su fallecimiento.
5. Si Ud., fuera consultado por doña Mercedes Robledo, qué le recomendaría en defensa de sus intereses.

Caso práctico 018

Don Egidio Ortiz entregó gratuitamente, en el año 1985, a don Orlando Espinoza una casa habitación para que viviera junto a su familia. Al cabo de cinco años, esto es en 1990, don Egidio Ortiz vendió el inmueble a don Orlando Espinoza, haciéndole ver que su cónyuge no lo autorizaría por estar casado bajo el régimen de sociedad conyugal y tratarse de un bien adquirido durante su vigencia. Para evitarse problemas, se convino en el contrato que ninguno de ellos requeriría la inscripción en el Registro de Propiedad del Conservador de Bienes Raíces, mientras no se obtuviera la autorización de la cónyuge de don Egidio Ortiz. A la muerte de este último, su sucesión, integrada por la cónyuge sobreviviente y dos hijos mayores de edad, dedujeron demanda en contra de don Orlando Espinoza, señalando que éste no era propietario, que se trataba de un mero tenedor y que los derechos emanados del contrato de compraventa estaban prescritos. Don Orlando Espinoza, por su parte, dedujo una demanda reconvencional alegando que había comprado la propiedad y que el vendedor sabía el vicio que invalidaba el contrato; que la sucesión de don Egidio Ortiz estaba obligada a hacerle tradición del inmueble; y que, en todo caso, había poseído el inmueble sin violencia ni clandestinidad durante los últimos 18 años y sin que nadie, tampoco, le disputara su dominio, alegando en su favor la prescripción adquisitiva.

PREGUNTAS

1. Señale si puede la sucesión de don Egidio Ortiz alegar la nulidad del contrato de compraventa a partir de la muerte del causante.
2. Indique en qué situación se encuentran los derechos emanados del contrato de compraventa celebrado entre don Egidio Ortiz y don Orlando Espinoza, al cabo de 18 años.
3. Señale qué importancia atribuye Ud. al hecho de que don Egidio Ortiz haya celebrado el contrato de compraventa sabiendo el vicio que lo invalidaba.
4. Si Ud. fuera consultado por la sucesión de don Egidio Ortiz para informar sobre la alegación de don Orlando Espinoza de haber adquirido la propiedad por prescripción, cuál sería su opinión.
5. Señale si, a su juicio, don Orlando Espinoza era mero tenedor, poseedor o dueño del inmueble.