Concepto de excepciones perentorias

Excepciones Perentorias

Defensa del Demandado.


Excepciones perentorias.


El demandado, frente a la acción del demandante, tiene la posibilidad de defenderse. Tal actitud se entiende como el poder jurídico del demandado para oponerse a la pretensión que el actor ha formulado frente a él y ante el órgano jurisdiccional. Ese derecho a defenderse o excepcionarse se corresponde con el derecho a la acción que tiene el demandante a través de la presentación de la demanda.

Podemos distinguir múltiples formas de defensa. Una de ellas es oponerse a la pretensión alegando excepciones perentorias. Estas son peticiones del demandado, basadas en elementos de hecho y derecho, que buscan producir eficacia extintiva, impeditiva o invalidativa, del efecto jurídico afirmado como fundamento de la pretensión del actor.


Las excepciones perentorias, por tanto, tienen por objeto destruir el fundamento de la pretensión mediante la presentación al tribunal de un hecho de carácter impeditivo, modificativo o extintivo.

Normalmente la doctrina mayoritaria identifica a las excepciones perentorias con los modos de extinguir las obligaciones, sin perjuicio que la jurisprudencia chilena le ha otorgado este carácter a excepciones procesales tales como falta de jurisdicción, falta de legitimación para obrar y la cosa juzgada. En tal sentido podemos afirmar que no es posible enumerar las excepciones perentorias, pues son tantas como derechos expuestos por el actor en su pretensión.

Para finalizar, el demandado al ingresar nuevos hechos al proceso se ve en la necesidad procesal de probar (carga de la prueba) su existencia y relevancia jurídica. El demandante queda absolutamente liberado de probar toda excepción del demandado, pues sería ilógico al tenor de la pretensión.

Artículo Relacionado: Oportunidad para Oponer Excepciones Perentorias.

1 comentario:

  1. No tengo mas que palabras de agradecimiento para ud. por colocar a disposición de todos y en forma gratuita estos documentos y conocimientos que son absolutamente necesarios para los estudiantes de derecho; también para el Abogado, no solo los que son jóvenes sino aquellos profesionales añosos que practican con ética la profesión y desean refrescar conocimientos exactos y de manera oportuna a sus actividades.

    ResponderEliminar