Caso práctico 003

Tags

Don José Luis Fernández, ingeniero, casado en régimen de sociedad conyugal con doña Beatriz Romo, celebra un contrato de compraventa con don Hernán Fuenzalida, agricultor, casado en régimen de separación total de bienes, mediante el cual este último adquiere una propiedad raíz ubicada en la Comuna de la Reina, con una superficie de 200 m2 construidos y 1.000 m2 de terreno. El precio asciende a $45.000.000, equivalente a US$100.000, el cual se pagará en 10 cuotas mensuales de $4.500.000 cada una, con más un interés del 5% anual. El comprador constituyó hipoteca a favor del vendedor para asegurar el pago del saldo de precio. El contrato señala que para mantener el valor adquisitivo de la moneda nacional, cada cuota se reajustará conforme el tipo de cambio del dólar norteamericano. Al momento de celebrarse el contacto don José Luis Fernández tiene en su poder dos informes periciales que dan cuenta que el valor de la propiedad vendida asciende a $150.000.000.

PREGUNTAS

1. ¿Puede don José Luis Fernández exigir el precio de la compraventa se le pague en dólares, moneda norteamericana, atendido el hecho de que el precio se pactó con esa equivalencia?
2. ¿Si la cotización del dólar cae a $420 puede don Hernán Fuenzalida rebajar el valor de la cuota mensual a pagar a $4.200.000?
3. ¿Puede don José Luis Fernández demandar la nulidad de este contrato argumentando que ha habido lesión enorme?
4. ¿Si se declarara la nulidad por causa de lesión enorme, por sentencia judicial ejecutoriada, cómo podría don Hernán Fuenzalida evitar la pérdida de la propiedad?
5. ¿Qué ocurre si al momento de interponerse la demanda, don Hernán Fuenzalida había enajenado el inmueble en la cantidad de $100.000.000?




EmoticonesEmoticones