Caso práctico 014

Don Domingo Díaz adquirió una propiedad urbana de don Francisco Molina en la suma de $45.000.000. El avalúo fiscal de la propiedad ascendía a $110.000.000 y una tasación practicada por un banco comercial de la plaza fijaba su valor en $98.000.000. Tan pronto el inmueble fue inscrito a nombre del comprador, éste lo enajenó a la sociedad colectiva de responsabilidad limitada "Díaz Moreno”, cuyos únicos socios eran don Domingo Díaz y su cónyuge doña Elisa Moreno, en la suma de $65.000.000 que se dio por pagada al suscribirse el contrato de compraventa. Posteriormente esta sociedad constituyó una hipoteca en favor del Banco BCI para garantizar un crédito de $45.000.000 destinado al pago de la propiedad antes mencionada. Luego de dos años de esta transferencia, don Francisco Molina dedujo demanda por lesión enorme en contra de Domingo Díaz y de su cónyuge, alegando que, al momento de celebrarse el contrato de compraventa, tanto el comprador como el vendedor tenían pleno conocimiento de que el precio pagado era inferior a la mitad del verdadero valor del inmueble y que el contrato mediante el cual se había transferido la propiedad a la sociedad “Díaz Moreno” era simulado.

PREGUNTAS

1. Señale si don Francisco Molina pudo demandar la nulidad por lesión enorme, en circunstancias de que al celebrarse el contrato de compraventa ambos contratantes tenían cabal conocimiento del vicio que afectaba al contrato.
2. Señale qué efecto produce, en este caso, la venta del inmueble a la sociedad "Díaz Moreno”, respecto de la acción de nulidad por lesión enorme y en qué situación queda la hipoteca dada al Banco BCI.
3. Indique qué derechos asisten a don Francisco Molina en esta operación y si puede recuperar el inmueble.
4. Señale, en el supuesto de que se acogiera la acción por simulación y se declarara la nulidad de contrato de venta en contra de la sociedad "Díaz Moreno” y sus socios, qué ocurre con la acción por lesión enorme.
5. Señale, en el supuesto que se acoja la acción por simulación y de lesión enorme por sentencia ejecutoriada, de qué modo podría don Domingo Díaz mantener el dominio del inmueble.



0 comentarios: