Caso práctico 064

Tags

Don Aníbal Urtubia Ballesteros compró, el día 5 de Julio de 2004, mediante escritura pública, un departamento en la ciudad de Viña del Mar, a don Nicolás Bahamonde Prieto, en la cantidad de $65.000.000 que se pagó de contado. Con fecha 12 de Agosto de 2007 modificaron el contrato de compraventa, fijando, definitivamente, el precio en la cantidad de $85.000.000, renunciando el vendedor a toda acción que pudiera corresponderá para dejar sin efecto el contrato. Con fecha 12 de Septiembre de 2009 don Nicolás Bahamonde dedujo demanda de nulidad por lesión enorme en contra de Aníbal Urtubia Ballesteros, alegando que el departamento vendido tenía un valor real, al tiempo del contrato, de $210.000.000, razón por la cual él había recibido menos de la mitad del justo precio.

Don Aníbal Urtubia lo consulta a Ud. para que le aclare las siguientes cuestiones:

PREGUNTAS

1. Si la acción rescisoria por lesión enorme se halla prescrita, ya que el contrato se celebró el 5 de Julio de 2004 y la modificación acordada el 12 de Agosto de 2007, no implica que se volviera a vender.
2. Si la renuncia a toda acción que pudiera corresponder al vendedor, realizada con fecha 12 de Agosto de 2007 alcanza a la acción por lesión enorme.
3. En el supuesto que se acogiera la nulidad por lesión enorme qué podría hacer el comprador para conservar el inmueble, ya que no desea perderlo.
4. Si puede vender el inmueble durante el juicio y, tal caso, qué efecto se produciría.
5. Cómo puede el Tribunal fijar el precio del inmueble para resolver si el contrato adolece de lesión enorme.




EmoticonesEmoticones