Caso práctico 069

Don Homero Gacitúa Vílchez celebró un contrato con don Adalberto Flores Manríquez, mediante el cual el primero se obligaba a proporcionar al segundo, en mutuo, la cantidad de $3.500.000 que se entregarían en el plazo de 30 días y que el deudor pagaría cuando "mejorara su situación económica única expresión del contrato a este respecto. Vencido el plazo fijado, Adalberto Flores Manríquez dedujo demanda en contra de Homero Gacitúa Vílchez reclamando la entrega del dinero comprometido con más los intereses corrientes que se devengaran hasta el pago efectivo. Homero Gacitúa Vílchez alegó que no había contrato, toda vez que el mutuo de dinero se perfecciona por la entrega lo cual no había ocurrido; que en el evento de que se estimara que había contrato, éste era nulo por vicio de fuerza, ya que él había consentido porque un hijo de Adalberto Flores Manríquez, lo amenazó, manifestándole que su padre sabía que había procreado un hijo no matrimonial, recién nacido, de manera que si no accedía al contrato de mutuo lo comunicaría a la cónyuge y la familia de Homero Gacitúa Vílchez; finalmente, que el contrato, si existía, estaba viciado de dolo, ya que Adalberto Flores Manríquez había enviado a su hijo para amedrentado e inducirlo a contratar por engaño.

PREGUNTAS

1. Señale qué contrato habrían celebrado Homero Gacitúa y Adalberto Flores Manríquez.
2. Señale si es válida la estipulación según la cual se restituiría el dinero cuando mejorara la situación económica de Adalberto Flores Manríquez.
3. Indique si, a su juicio, existe vicio de fuerza en celebración del contrato.
4. Indique si existe dolo en la celebración del contrato.
5. Si Ud. fuere consultado por don Homero Gacitúa qué le recomendaría para su defensa.



0 comentarios: