Caso práctico 080

Tags

Don Felipe Serrano Allende, comerciante, remitió una carta a don Gumersindo Olavarrieta Sánchez, abogado, solicitándole que se hiciera cargo de la negociación y adquisición de un grupo habitacional compuesto de 22 casas ubicadas en la Comuna de Independencia, suministrando los fondos necesarios para estos efectos y autorizándolo para delegarlo el encargo. Don Gumersindo Olavarrieta aceptó el encargo, delegando su ejecución en don Francisco Borja Aguirre, estudiante de segundo año de sociología, quien celebró el contrato de compraventa insertando en él la carta en que se encomendaba a Gumersindo Olavarrieta el encargo y la delegación del mandato acto que constaba en escritura pública. Al cabo de dos años los vendedores solicitaron la nulidad del contrato de compraventa, la cual fue declarada por el Tribunal de primera instancia. Don Felipe Serrano Allende perdió, en definitiva, el dominio del grupo habitacional, el cual se había valorizado considerablemente. Ante esta situación dedujo demanda en contra de don Gumersindo Olavarrieta y de don Francisco Borja Aguirre, pidiendo que fueran condenados a reparar solidariamente los perjuicios causados, manifestando que el primero como abogado, debió evitar la nulidad del contrato y el que segundo era incapaz de ejecutar el encargo debidamente. Gumersindo Olavarrieta alegó que él había delegado el mandato en Francisco Borja, persona de reconocida inteligencia, y que, por lo mismo, era ajeno a los hechos, razón por la cual no había causado perjuicio alguno. El demandado Francisco Borja se defendió señalando que él no había celebrado contrato ninguno con Felipe Serrano Allende; que el mandato estaba en regla de acuerdo a la ley, ya que, incluso, la aquiescencia tácita de las partes era suficiente para que el mandato se entendiera perfeccionado; y que, a su juicio, el contrato de compraventa era válido, atribuyendo la sentencia de nulidad a la mala defensa de Felipe Serrano Allende quien, incluso, no apeló del fallo de primera instancia.

PREGUNTAS

1. Señale si podía Gumersindo Olavarrieta delegar el encargo de que había sido objeto en Francisco Borja Aguirre.
2. Señale si Francisco Borja Aguirre podía celebrar válidamente el contrato a nombre de Felipe Serrano Allende.
3. Indique si, a su juicio, el contrato celebrado por Francisco Borja Aguirre para enajenar el grupo habitacional es válido o es nulo.
4. Señale qué importancia atribuye Ud. al hecho de que, con posterioridad a la celebración del contrato por parte de Francisco Borja Aguirre en representación de don Felipe Serrano Allende, este último ratificara este acto.
5. Señale si, a su juicio, la sentencia que declaró la nulidad del contrato es correcta o está errada.




EmoticonesEmoticones