Caso práctico 087

Tags

Don Adalberto Mellafe Gómez vendió una propiedad raíz a doña Florencia Ansieta Barrios, por el precio de $67.000.000 que se pagarían con $27.000.000 de contado y el saldo en dos cuotas anuales iguales con más' un interés del 5%. Se estableció en el contrato que por el solo hecho de que no se pagara una cualquiera de las cuotas, se entendería resuelto el contrato de inmediato. Las partes, en la escritura respectiva, a petición de doña Florencia Ansieta Barrios, convinieron que el saldo de precio correspondía a una operación de crédito, regida por las disposiciones legales que regulan la misma. La compradora, doña Florencia Ansieta, para financiar esta adquisición, solicitó un crédito al Banco BCI, constituyendo una hipoteca de grado preferente. Sin embargo, el Banco no cursó la primera cuota del crédito, ya que la hipoteca no alcanzó a inscribirse por hallarse en vacaciones el abogado del Banco. Por esta razón el vendedor, don Adalberto Mellafe Gómez, dedujo demanda de resolución del contrato de compraventa. El Tribunal de primera instancia declaró resuelto el contrato, pero doña Florencia Ansieta apeló.

Ud. es consultado, en ese momento, sobre los siguientes puntos:

PREGUNTAS

1. Si don Adalberto Mellafe Gómez es titular de la acción de resolutoria invocada. Fundamente su repuesta.
2. Por qué normas se rige la deuda contraída por doña Florencia Ansieta Barrios para con don Adalberto Mellafe Gómez.
3. Qué ocurre con la hipoteca constituida en favor del Banco BCI si el contrato de compraventa se declara resuelta.
4. Qué derecho asiste a doña Florencia Ansieta Barrios si, en definitiva, pierde el dominio del inmueble por el no pago de la primera cuota del saldo de precio.
5. En el entendido de que don Adalberto Mellafe es titular de la acción resolutoria deducida, qué normas son aplicables.




EmoticonesEmoticones