Caso práctico 097

Don Aníbal Oyarzun Valdés concurrió a la consulta del médico Estanislao Martínez Olavarría, a fin de que lo examinara a propósito de una dolencia abdominal. El médico, luego de solicitarle varios exámenes, le manifestó que no sufría dolencia alguna y que las molestias eran producto de un estado nervioso propio de sus actividades. Al cabo de seis meses, como las dolencias se agudizaran, concurrió a la “Clínica La Alborada”, en donde se desempeñaba el médico Estanislao Martínez Olavarría, siendo atendido por equipo médico del cual formaba parte el doctor Martínez. Estos profesionales optaron por intervenir de inmediato a don Aníbal Oyarzun Valdés, atendida la expansión de una grave infección intestinal que se arrastraba desde hacía, a lo menos nueve meses y que, además, acusaban los exámenes practicado por orden de Estanislao Martínez. Durante el post operatorio, como consecuencia de una mala atención, se activó la infección, debiendo el paciente ser trasladado a otra clínica e intervenido nuevamente, recuperándose al cabo de tres meses de tratamientos intensivos. Como consecuencia de esta afección, el paciente dejó de percibir una comisión de $33.000.000 por un negocio que él había proyectado y no pudo concluir. Además, una de sus empresas, quedó imposibilitada de concurrir a una licitación, perdiendo la posibilidad de adjudicarse un contrato por $550.000.000 que le habría reportado una utilidad de a lo menos $25.000.000.

Don Aníbal Oyarzun Valdés acude a su estudio y le formula las siguientes consultas:

PREGUNTAS

1. Quién es el responsable de esta situación y de qué manera puede obtener el resarcimiento de los perjuicios sufridos.
2. Si puede demandar al médico Estanislao Martínez por el hecho de no haberle diagnosticado la infección abdominal y, en tal caso, qué tipo de responsabilidad debía hacer valer y sobre qué bases.
3. Si puede accionar contra la Clínica La Alborada y contra el médico Estanislao Martínez conjunta o solidariamente, y sobre qué bases.
4. Si se le debe pagar la comisión alegada, y la posibilidad de adjudicarse la licitación en que no le fue posible participar por la intervención quirúrgica practicada.
5. Qué otros daños puede alegar en su favor.



0 comentarios: