Caso práctico 110

Con fecha 30 de julio de 2010, don Julio San Martín Olave, casado en régimen de sociedad conyugal y la sociedad D&P Limitada, representada legalmente por doña Francisca Durán López, celebraron un contrato de promesa de compraventa respecto del inmueble de propiedad de esta última, ubicado en calle Los Guindos 3415, comuna de Macul. Las partes acordaron como precio de la compraventa, la suma de $80.000.000 -, que se pagaría con un 50% al contado, a la fecha de la promesa, y el saldo mediante el pago íntegro de las obligaciones económicas que la promitente vendedora mantenía con el Banco Santander. Acordaron, asimismo, que tan pronto el promitente comprador obtuviera la cancelación de los créditos por parte de la entidad bancaria, se celebraría el contrato de compraventa. Una vez que el promitente comprador obtuvo la cancelación por parte del banco, exigió a la promitente vendedora la suscripción inmediata del contrato prometido. Esta última, se negó a celebrarlo señalando que el contrato de promesa era inexistente, al no contener un plazo o condición que fijara la época de celebración del contrato prometido. En subsidio, alegó que el contrato era ineficaz, porque a la fecha de promesa, el inmueble se encontraba afecto a una prohibición de celebrar actos y contratos a favor del Banco Santander.

PREGUNTAS

1. Indique qué importancia le asigna usted al régimen de bienes bajo el cual se encuentra casado el promitente comprador.
2. Refiérase a la validez del contrato de promesa en este caso.
3. Si usted es consultado por el promitente comprador, ¿qué le recomendaría en defensa de sus intereses?
4. ¿Qué efectos jurídicos produce la forma en que se acordó el pago del precio?
5. Indique si la prohibición de celebrar actos y contratos a favor del banco afecta la validez del contrato de promesa celebrado. Fundamente su respuesta.



0 comentarios: