Caso práctico 147

Jorge Robles Anguita pidió varios créditos a fin de montar un negocio de venta de abarrotes. En definitiva el negocio fracasó porque el establecimiento comercial fue objeto de un saqueo al finalizar una manifestación pública. Como consecuencia de ello quedó adeudando la cantidad aproximada de $48.000.000, siendo sus principales acreedores su padre Jacinto Robles Ugarte ($20.000.000), su hermano Daniel Robles Anguita ($15.000.000), un socio en un negocio sobre servicios doméstico, Javier Acosta Barrios ($10.000.000), y varios otros proveedores menores por la cantidad de $3.000.000. Encontrándose sin recursos para subsistir, comunicó a su madre — Rosa Anguita Gómez - que la demandaría de alimentos, ya que ella gozaba de una holgada situación económica. Ante esta amenaza, por consejo de un abogado, ella pagó los créditos de los proveedores ($3.000.000) con el objeto de oponer la excepción de compensación en el evento de que se la condenara a pagar una pensión de alimentos a su hijo, sin perjuicio de perseguir, más adelante, su responsabilidad. Ante esta situación Jorge Robles Anguita formuló una declaración por escritura pública en la cual se oponía a la cesión de los créditos de sus proveedores, argumentando que la relación jurídica existía sólo entre ellos.

Ud. es consultado por Jorge Robles Anguita sobre:

PREGUNTAS

1. Si tiene importancia que entre sus acreedores exista su padre, su hermano y un socio en un negocio diferente del establecimiento desvalijado.
2. Si puede deducir demanda de alimentos en contra de sus parientes y, en tal caso, qué efecto produciría esta acción respecto de los créditos pendientes.
3. Si puede su madre — Rosa Anguita Gómez — exonerarse de la obligación de pagar alimentos por el hecho de adquirir los créditos de sus proveedores por la cantidad de $3.000.000.
4. Qué efecto produce su oposición a la adquisición de los créditos de los proveedores por parte de su madre.
5. Qué puede hacer para resolver su situación y que derecho le asiste ante el desvalijamiento de su negocio y la ruina que de ello se sigue.





0 comentarios: